lunes, 30 de agosto de 2010

Lo siento

Lo siento por querer sacar tiempo de verte por todos los lados.
Lo siento sí me cabreo al ver que con lo que llevo soñando todo este verano y casi todo el año, no se va a llevar a cabo.
Lo siento por llamarte egoísta, cuando en realidad nadie es más egoísta que yo, cuando se trata de ti.
Lo siento por rechazar planes alternativos diciendo que me da igual, cuando en realidad estaría viajando aunque fueran dos días, por estar contigo dos horas.
Aunque en realidad lo que siento es que no me entiendas o no entenderte, y siento si por mis tonterías te hago sentir mal.

P.d. Me encanta que me digas "ya estaremos juntos". Aunque en el momento lo último que haría sería reconocértelo.

Día 3O

Y los días 3O ya siempre tendrán una nota triste. Los días 3O deberían ser días felices, sin ningún tipo de nota triste. Y hasta el momento lo eran, pero ella ya no está aquí, desde hace un mes.
Pero tenemos que seguir adelante, así lo querría también ella.
Y para mi los días 3O significan muchísimo, aunque no tienen por qué ser más felices que los demás, pero son los días en los que cumplimos un mes más juntos.
Me acuerdo de aquel primer día 3O, hace ya 16 meses, de cómo sin saberlo íbamos a recordar cada detalle de ese día, de ese momento; de cómo aquel día cambió y marcó el resto de días.
TE QUiERO! Y no sería justo decir que como aquel primer 3O, porque te quiero mucho más, y es posible que el 3O de septiembre te quiera otro poquito más.

domingo, 29 de agosto de 2010

Necesito verte aquí.

NECESITO verte aquí, tu mirada me hace grande.
Y que estemos los dos solos, dando tumbos por Madrid.
Sin nada que decir, porque nada es importante cuando hacemos los recuerdos por las calles de Madrid.

sábado, 28 de agosto de 2010

Porque SI!

PEQUEÑOS detalles que me roban ENORMES sonrisas.
*3O.O4.2OO9*

27.O8.2O10

Nadie apostaba por nosotros a principio de temporada, seguramente ni nosotros mismos veíamos tan cerca algo que parecía tan lejano. Y cuando todavía no hemos terminado de celebrar el primer título de esta temporada, vamos nosotros y ganamos el segundo: La Super Copa de Europa. Ya podemos cantar todos eso de: "Somos campeones de Europa".
Un doblete. El segundo que vivo, pero el primero que siento de verdad.
Para muchos esto no cambia nada, para nosotros sí. Le da sentido a todo eso que hemos defendido con uñas y dientes durante tanto tiempo. Es darle a unos cuantos en las narices y hacerles tragarse sus palabras una a una. Y cuando tienes claro que tu equipo NO es una mierda, no hay nada mejor como ver que el que te lo ha estado diciendo una y otra vez, no tiene ninguna respuesta ingeniosa esta vez.
Porque somos campeones de Europa.
Porque personalmente no necesitaba este título para seguir convencida que ESTE es mi equipo, que sus rayas van con mi forma de ser (aunque no sabría explicar la razón).
Para mi, escuchar y entender a la perfeción cada canción que se grita en el campo, no tiene precio.
Para mi, que cada vez que me pongo la camiseta del Atleti reciba alguna que otra sonrisa por la calle, y algún que otro ¡Aupa Atleti!, no es comparable con sacar un talonario y traerte al "mejor" jugador del mundo.
Pero en esta fiesta no hay que acordarse de nuestros "amigos", esta fiesta es sólo nuestra. Sólo las rayas rojiblancas son protagonistas de toda esta bendita locura.
Sólo dos palabras: ¡AÚPA ATLETI!

viernes, 27 de agosto de 2010

Cuando nadie me ve. A. Sanz

Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo, y hay cosas tan mías pero es que yo no las veo. Supongo que pienso que yo no las tengo.
... Cuando nadie me ve, me parezco a tu piel.

jueves, 26 de agosto de 2010

=)(=

- Iremos disfrazados de payasos.
- Tú ya vas de payasa todos los días.
- No me importaría. ¿Sabes por qué? Por hacerte reír y sonreír a ti! Porque me encanta ver tu sonrisa, y sí encima sonríes por mi...






(Aunque no haya sido del todo así, yo me lo inventó.)

lunes, 23 de agosto de 2010

Otro gran gran finde, dónde el tiempo vuelve a pasar demasiado rápido.
Y de nuevo una cuenta atrás (13d).
T.E.Q.U.i.E.R.O.
Siempre le preguntaron sí de verdad le merecía la pena...
Volver a pasar por todo lo que ya había pasado. Con el tiempo y la costumbre, había comenzado a superarlo, o más bien a sobrevivir. Se había acostumbrado a vivir sin esa droga que tanto necesitaba; sólo esa droga era capaz de hacerle sentir así, se sentía vivo de verdad, el resto del tiempo no era lo mismo; podía tener momentos felices pero se sentía imcpleto, faltaba ese pequeño (enorme) toque que sólo SU droga le producía pero eso era algo que sólo sus ojos veían, nadie más lo entendía ni podría entenderlo jamás.
Nadie lo entendía, él estaba empezando a aprender a vivir sin aquello, ya no sentía ese nudo en la garganta, ni esa angustia constante. Seguía estando triste si pensaba en ello (que era la mayoría del tiempo), pero volvía a comer con normalidad, a dormir aunque le llevase su tiempo...
Por eso no entendían cómo recaía una y otra vez. Podían hacerse una idea del placer que le producía en ese momento, pero jamás comprenderían cómo podía elegir ese momentáneo placer y volver a pasar por todo aquel calvario.
Pero eso es algo que ellos jamás entenderían. Y él, en cierta manera, tampoco quería hacerles entender.


(muy muy llevado al extremo, claro; y desde luego muy matizable sí se quiere comparar...)

domingo, 22 de agosto de 2010

(estaría mintiendo)

Como sí te digo que NO te voy a escribir más mensajes...
Como sí te dijera que no me gusta dormir contigo...
Como sí te digo que me da igual irme contigo de vacaciones...
Como sí te dijera que no estaba deseando que llegase ayer...
Como sí te digo que prefiero volver pronto a casa, y que tú te vayas solo a cualquier parte.

viernes, 13 de agosto de 2010

«Ha sido un error. No deberíamos ni haber llegado hasta aquí… pero henos aquí. Igual que en las grandes historias, señor Frodo, las que realmente importan, llenas de oscuridad y de constantes peligros, esas de las que no quieres saber el final porque ¿cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser como era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero al final todo es pasajero, como esta sombra. Incluso la oscuridad se acaba para dar paso a un nuevo día. Y cuando el Sol brilla, brilla más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón, porque tienen mucho sentido aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo, ahora lo entiendo: los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran, pero no lo hacen, siguen adelante, porque todos luchan por algo.»

me gusta seguir viendo de vez en cuando el señor del los anillos. Aunque ya me sepa hasta los diálogos.

lunes, 9 de agosto de 2010

Lo que hemos vivido

Los besos tan largos,, los tragos amargos...
... Lo que hemos vivido.

Por suerte, una vez más, me he dado cuenta que no estoy sola. Que pase lo que pase tendré un hombro en el que llorar, una mano que siempre estará tendida para ayudarme a levantar.
Gracias a esos hombros, y esas manos, que por supuesto, tienen nombre y apellidos.

viernes, 6 de agosto de 2010

Hace hoy una semana, fue para mi abuelo el primer día del resto de su vida, de su "nueva" vida. En parte, también para el resto de personas que te conocimos y te disfrutamos, hoy, a eso de las 11:30 ha hecho una semana que descansaste.
Desde hacía tiempo repetías que querías irte con tus padre y tus hermanos, desde hace una semana estás con ellos, y tu cuerpo también.
Volver a ver aquella tumba, recorrer de nuevo ese camino, pero esta vez no para ver dónde estaba el tío, sino para despedirte a ti. Cada pala de arena que echaban por encima te alejaba un poquito más de nosotros, nos alejaban de volver a verte.
Sí no puedo evitar no ver la imagen de la última vez que te vi, cada vez que me voy a dormir, tampoco puedo sacar de mi cabeza esa matrícula: "3577 FKV", el último coche en el que viajaste, el coche que llevamos delante durante el viaje más largo de mi vida (esa es la impresión que tuve, aunque por otro lado no quería que terminase), el viaje antes de despedirte para siempre.
No es lo mismo sin ti.
Estoy viviendo demasiadas cosas nuevas a las que se me hace dificilísimo acostumbrarme: las comidas de domingo sin ti, ir a tu casa, llamar al abuelo y no a los abueloS... Todo.
Nada más abrir la puerta de tu casa se nota que no estás, faltas tú revoloteando sacandonos de todo de la nevera.
Tu sillón está vacío, y esque nadie podría llenar el espacio que has dejado.

domingo, 1 de agosto de 2010

Hasta siempre abuela

Así paso página y pongo fin a los que han sido los dos días más difíciles d mi vida. Decirte adiós.
Sólo me quedo con la de gente que había en tu despedida, y con las palabras de un familiar.
"Así se ha ido la abuela, como era ella, silenciosamente, sin llamar la atención."
Gracias por tantísimo abuela, por luchar 5 años con todas tus fuerzas porque seguías teniendo momentos en los que le ganabas el pulso y seguías siendo tú.
No voy a dejar que tu recuerdo caiga en el olvido.